Semana Santa

Viaje al secreto más oculto del Santo Sepulcro

  • Posted on: 17 April 2017
  • By: Tradición Perenne

El 20 de octubre del 2016 se produjo un acontecimiento único en los últimos siglos: la apertura de la losa de mármol que se venera en el lugar donde la tradición sitúa el sepulcro de Jesús, dentro de la basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén. Bajo aquella losa se descubrió una segunda losa, también de mármol gris, que contiene una hendidura en toda su longitud y que lleva esculpida una cruz de Lorena. Muy probablemente, esta es de la época de las cruzadas, de comienzos del s. XII.

El significado simbólico de la Semana Santa

  • Posted on: 5 April 2017
  • By: Tradición Perenne

Sabido es que los cristianos y los judíos se guían por la luna para la determinación de esta fiesta, con lo cual rinden un homenaje a la reina de la noche, recordando los remotos tiempos en que su curso producía el año, costumbre que todavía conservan los musulmanes. El mes de marzo es una parte de la pequeña cuarentena (cuaresma) de los católicos, período de severa abstinencia que ha sido copiado de los cultos antiguos .

Semana Santa & Los origenes paganos a La Luna

  • Posted on: 5 April 2017
  • By: Tradición Perenne

La semana santa es la semana en la que cae la primera luna llena después del equinoccio de primavera, eso lo ignoran muchos cristianos; aunque quizá es porque la iglesia no se lo explica. Saben apenas que la semana santa se mueve, pero no saben en torno a qué se mueve.

Y se mueve alrededor de algo tan femenino y tan pagano como la luna llena.

El muérdago o la rama dorada

  • Posted on: 4 April 2017
  • By: Tradición Perenne

Junto con el acebo y la poinsettia, el muérdago se ha convertido en una de las plantas más características de la Navidad. Evidentemente, en la antigüedad su presencia no tenía nada que ver con las actuales celebraciones, pero ya era muy apreciada por favorecer la fertilidad, por sus numerosas propiedades medicinales, pero, sobre todo, por la mística que la rodeaba.

El encuentro con la samaritana

  • Posted on: 2 April 2017
  • By: Tradición Perenne

#5. El Pozo de Jacob evoca un contexto nupcial

El episodio comienza con Jesús en camino a Galilea, y descansando en el pozo de Jacob. La historia de ese pozo la encontramos en el capítulo 29 del Génesis, donde Jacob conoce a su esposa Raquel, cuando ella llega a dar de beber a los animales de su padre Labán en este pozo, y él va de camino a Padán Aram, luego que Isaac le prohíbe casarse con una mujer cananea.

 

San Andres y el Ave Fenix

Andrés. no es un nombre judío de circuncisión. Deriva del griego Andrôs (hombre), y más concretamente de Alexandrôs (hombre vencedor). Ahora bien, según opinión de Dom J. Dupont, O. S. B ., profesor de la abadía de Saint-André, que tradujo y anotó los Hechos de los Apóstoles en el marco de la Biblia de Jeru salén, ese nombre no sería en realidad sino la forma helenizada de Eleazar (cf. Los Hechos de los Apóstoles, Editions du Cerf, París, 1964, p. 58, nota referente al IV, 17). ¡En Dom J. Dupont, benedictino, podemos confiar!

Andrés, alias Lázaro

  • Posted on: 2 April 2017
  • By: Tradición Perenne

Este fin en una cruz en forma de aspa concuerda con la tradic ión más común. De todos modos, san Pedro Crisólogo, en su Sermón 133, asegura que fue colgado de un árbol. Veremos en lo que sigue que hubo una tercera solución, la crucifixión romana, probablemente. Ese personaje aparece citado en Mateo (4, 18, y 10, 2), en Marc os (1, 29; 3, 18; 13, 3), en Juan (1, 41; 6, 9; 12, 22), y en los Hechos (1, 13). Eusebio de Cesarea lo cita asimismo en su Historia eclesiástica, en III, I; II, y en III, XXXIX, 4.

La resurrección de Lázaro

  • Posted on: 2 April 2017
  • By: Tradición Perenne

Acabamos de ver que Andrés, apóstol, no es otro que Eleazar, cuyo abreviat ura es Lázaro. Él es el “resucitado” célebre. Sin duda los espíritus desconfiados hace muc ho tiempo que hicieron observar que ese viaje al más allá no le había dado a conocer nada nuevo, y que, todo lo más, se había comportado como un hombre corriente, emergiendo de un profundo sueño, natural o provocado. Veamos un poco más de cerca el relato de los hechos. Éste no nos lo aporta más que el evangelio llamado de Juan.